Noticias

Estás aquí Inicio > Noticias > Avanza la construcción del Protocolo de Coordinación Interjurisdiccional entre la Justicia Ordinaria y la Justicia Especial Indígena en el Cauca.

Avanza la construcción del Protocolo de Coordinación Interjurisdiccional entre la Justicia Ordinaria y la Justicia Especial Indígena en el Cauca.

  • Noticias

Vía Comunicaciones Programa Justicia Inclusiva de USAID
El Cauca es un ejemplo a nivel nacional en temas de coordinación entre las justicias propia e indígena. Ha logrado varios casos de acompañamiento donde entes de la justicia ordinaria y autoridades étnicas han podido solucionar asuntos en territorios indígenas o que involucran a personas de esta comunidad.

En ese sentido, este miércoles, en la Sede Administrativa de la UAIIN-CRIC se realizó una sesión de la Mesa de Coordinación Interjurisdiccional departamental del Cauca, donde participaron representantes de los 11 pueblos indígenas que hacen presencia en el Cauca, Medicina Legal, Fiscalía, Defensoría y la coordinación del Tejido de Justicia y Armonía de la Acin, para protocolizar esas acciones que en la práctica las comunidades y los operadores de justicia han venido realizando en el Departamento. Dicha mesa cuenta con el apoyo técnico del Programa Justicia Inclusiva de USAID.

“No es un documento para que sea letra muerta, es el protocolo de lo que hacemos en la práctica pasarlo a algo escrito, acciones que deben quedar registradas y así se fortalece la JEI, la justicia ordinaria y la academia, porque todo esto es coordinación y lo logramos con el diálogo fluido”, señaló Nelson Cucuñame, jurídico de la Acin.

Por su parte, Mario Alberto Valderrama Presidente de la Mesa de Coordinación, señaló que ese protocolo construido desde 2020, es importante que las instituciones lo estudien y lo conozcan, porque es ahí donde “el Icbf, Medicina Legal, la Defensoría, entre otros, saben cómo articular para que las comunidades indígenas acudan a ellas, cuando ellos lo estimen; y saber cómo estas instituciones deben actuar”.

Como conclusión de este espacio, cada entidad estudiará le Protocolo y en tres meses se reunirán para retroalimentar los ejercicios positivos y las experiencias negativas que sirvan para seguir construyendo este camino de coordinación.